10 de Octubre, Día de la Salud Mental

Cada 10 de octubre se celebra el Día de la Salud Mental, una iniciativa de la Federación Mundial de la Salud Mental, y tiene como objetivo sumar esfuerzos para mejorar la salud mental de todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud define a la salud mental como un “estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de hacer una contribución a la comunidad”. Cualquier alteración a esto, se considera una alteración a la salud mental. Las enfermedades o trastornos mentales son afecciones que impactan en el pensamiento, sentimientos, estados de ánimo y comportamiento. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Sentimientos de tristeza o desánimo
  • Preocupaciones o miedos excesivos
  • Cambios radicales de humor
  • Alejamiento de amistades y de actividades
  • Cansancio, baja energía y problemas de sueño
  • Dificultad para afrontar problemas diarios
  • Consumo de alcohol o drogas
  • Cambios en hábitos alimentarios
  • Exceso de enojo, hostilidad o violencia
  • Pensamiento suicida

Este año el propósito de la OMS durante este día es el tema de la prevención del suicidio, con el programa “40 segundos para actuar”, bajo el lema “Conecta con la vida”. Este programa va enfocado a la toma de conciencia sobre la magnitud del suicidio como problema de la salud pública mundial, invitando a las personas que se tomen “40 segundos” de su tiempo para que hagan saber a otros que se preocupan por ellos, acercarse a quienes sufren y demostrarles que no están solos. El suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 y 29 años y, cada 40 segundos alguien en el mundo se suicida.

Algunos consejos para mejorar la Salud Mental:

  • Tener conciencia de las emociones y reacciones: si te sientes triste, frustrado o enojado, trata de resolver o modificar esas cosas.
  • Expresar los sentimientos de manera apropiada: hágale saber a las personas cuando algo le molesta, de manera respetuosa.
  • Pensar antes de actuar: procura darte un tiempo para pensar y estar tranquilo antes de decir o hacer algo.
  • Manejar el estrés: aprende métodos de relajación que te ayudaran a reducir el estrés diario.
  • Buscar un equilibrio: encuentra un equilibrio saludable entre trabajo, juego, actividad y reposo, tómate tiempo para hacer cosas que te gustan (hobbies).
  • Cuidar la salud física: haz ejercicio regularmente, come alimentos saludables y duerme lo suficiente.
  • Conectar con otros: reúnete con amigos, únete a un grupo.

    (Fuente: familydoctor.org)

“NO PUEDES CONTROLAR TODO LO QUE SUCEDE EN LA VIDA, PERO SÍ PUEDES DECIDIR COMO VIVIRLA”

Lic. Romina Machado – Lic. Fabiana Sorello

PsicoEspacio. San Martín 599. 1°Piso. Arroyito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *