ACN NACIONALES

La “pos-pandemia”: el Gobierno empieza a soñar su plan económico con el foco en las provincias “libres de virus”

“La post pandemia” es la frase más escuchada por estas horas en la Casa Rosada. Alberto Fernández apuesta a financiar obras públicas y deudas a las provincias para reactivar las economías regionales y con esos lineamientos, prepara la “post pandemia” como un intento de llevar calma a la población. Mientras, avanza el pico de contagios en el Area Metropolitana de CABA y conurbano bonaerense, la mayor región productiva del país.

LEE TAMBIÉN: Alberto y Kicillof ya hablan de la post pandemia y anticipan la discusión por la coparticipación

Con el presidente Alberto Fernández retomando a la actividad pública en actos de reapertura de fábricas, volvió este miércoles a las reuniones en Casa Rosada y hoy a los viajes al interior, para anunciar una fuerte inversión para reactivar las economías regionales.

Este jueves el Presidente retoma la gira por el interior para mostrarse con los gobernadores de Misiones y de Formosa, donde lanzará un plan de reactivación del sector de la construcción como motor para la economía post pandemia.

El Gobierno intenta así retomar la iniciativa en medio de las críticas por la extensa cuarentena de sectores de la oposición pero también de comerciantes y Pymes que se quedaron sin ningún tipo de ingresos y solo sobreviven por la ayuda del Estado.

Los 4 ejes del plan que Alberto guarda bajo 7 llaves y podría anunciar los próximos días son los proyectos de ley de reforma judicial, la reforma tributaria, la nueva discusión con las provincias por la coparticipación federal y al reforma de la movilidad jubilatoria.

Todo sobre la base de confiar en que concretará un acuerdo para la reestructuración de la deuda con los acreedores externos y luego, con el FMI y el Club de París.

Presupuesto 2021

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya anunció que inició las reuniones con distintas áreas para comenzar a elaborar el Presupuesto 2021 en el marco de la post pandemia.

Por ahora, los equipos están concentrados en cómo financiará el Estado nacional la reactivación económica de la que el Presidente habló dos días consecutivos en actos junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en el actual escenario de abrupta crecida del déficit y caída libre de ingresos públicos y privados por la cuarentena

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas dio la primera señal al confirmar que el 95 % de los empleados de todo el país recibieron el pago de la mitad de sus sueldos de parte del Estado durante los dos meses de cuarentena.

Cerca de Guzmán confiaron a A24.com que uno de los ejes es la esperanza de llegar a un acuerdo con los acreedores externos y avanzar en estos días en la ayuda a las provincias para que también puedan renegociar sus deudas.

Con esos acuerdos cerrados, los gastos serían destinados a financiar el arranque de la producción nacional.

Las discusiones se dieron en el marco de la creación de la Unidad Temporal de Análisis de Deuda de las provincias con el exterior, a cargo de Rafael Rigo

“Es uno de los temas que se está empezando a trabajar con las provincias. Hay tiempo hasta septiembre para presentar proyecto presupuesto 2021”, dijeron fuentes del Gobierno a este portal.

El cepo al dólar y el Estado de Bienestar

El rol activo del Estado, sin importar los déficit, sino apuntando a la emisión con crecimiento económico. Tampoco le preocupa al Gobierno la subida del dólar blue, que atribuyen cerca del Presidente y de Guzmán, a “operaciones intencionales”.

De hecho, se mostraron conformes ante A24.com con la baja lograda por el Banco Central en las últimas horas, a partir de las nuevas restricciones establecidas por la Comisión nacional de Valores a la compra de Contado con Liqui.

El mensaje de Alberto se replica como un mantra en todas las áreas del Gobierno: “Si no hubiéramos hecho la cuarentena muchos empleados hubieran quedado en el camino; es lo que hicieron otros países y la crisis económica los afectó igual”.

La curva llegó al área metropolitana por la densidad poblacional y es muy difícil controlar. “El resto el país está funcionando, se están poniendo de pie y poniendo a producir”, enfatizó Alberto frente a Kicillof y los empresarios de Toyota.

El mismo mensaje que repitió en distintos ámbitos durante toda la semana y que hoy llevará a Misiones y a Formosa, dos provincias donde la circulación del virus al menos está controlada.

La llegada a esas provincias del noreste se suma a la gira por el interior iniciada la semana pasada en Santiago del Estero y Tucumán, y que continuará la próxima en provincias de La Patagonia que también están intentando reactivar la producción de fábricas y obras públicas viales, sanitarias y cloacales.

El New Deal o Estado de bienestar es promocionado por Alberto y diseñado entre el secretario de Asuntos Estratégicos y jefe de Gabinete en las sombras, Gustavo Béliz, con Cafiero coordinando la redistribución de recursos en la emergencia. Y Guzmán diseñando el presupuesto futuro 2021.

“El gobierno está trabajando en algo mucho más que este cortoplacismo de la cuarentena y la deuda, está diseñando la futura economía en general, y para eso ya empezaron múltiples reuniones”, señalan cerca de Guzmán pero insisten en no dar números.

El titular del Palacio de Hacienda y su gabinete analizaron también la situación que atraviesan las economías regionales, a partir del freno en la actividad por los efectos del aislamiento preventivo, social y obligatorio dispuesto para evitar la propagación del COVID-19, admitieron en Economía.

Del encuentro, en la sede del Palacio de Hacienda, participaron los secretarios de Política Económica, Haroldo Montagu; Hacienda, Raúl Rigo; Finanzas, Diego Bastourre; Política Tributaria, Roberto Arias; y Legal y Administrativa, Viviana Salas.

La discusión con las provincias

La discusión por la reestructuración de las deudas externas que tienen las provincias fue uno de los ejes del encuentro de ayer en Economía y en la Casa Rosada.

LEE TAMBIÉN: Deuda: la trama secreta del nuevo pacto entre la Casa Rosada y los gobernadores de Juntos por el Cambio

La otra discusión que impulsará Alberto Fernández, tras el reclamo del kirchnerismo que gobierna la provincia de Buenos Aires es redefinir la distribución de los fondos de coparticipación entre las provincias.

LEE TAMBIÉN: Gobernadores apoyaron la decisión de extender la cuarentena obligatoria, con una salida gradual

De eso hablaron ayer en Casa Rosada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los ministros del Interior, Wado De Pedro y de Economía, Martín Guzmán, con los gobernadores de Tucumán, Juan Manzur, y de Chubut, Mario Arcioni –ya lo están hablando con los distintos gobernadores- al firmar la nueva asistencia a las provincias para pasar la pandemia: el Fondo Fiduciario para el Desarrollo de las provincias que prevé 120 mil millones de pesos para financiar la pandemia.

Cafiero, Guzmán, De Pedro y Rigo firmaron acuerdo de Fondo Fiduciario para asistir a Tucumán en la post pandemia (Foto: Jefatura de Gabinete)

Cafiero, Guzmán, De Pedro y Rigo firmaron acuerdo de Fondo Fiduciario para asistir a Tucumán en la post pandemia (Foto: Jefatura de Gabinete)

Cafiero afirmó que “el gobierno continuará trabajando y dando respuestas a todas las provincias del país, con la visión federal que nos caracteriza”. De esos encuentros también participó el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

El Programa para la Emergencia Financiera Provincial se creó a través del Decreto 352/2020, y consta de 120 mil millones de pesos para destinar a las provincias, 60 mil millones a través de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) canalizados por el Ministerio del Interior.

Los 60 mil millones restantes por el Fondo Fiduciario, mediante el Ministerio de Economía, son préstamos en 36 cuotas para las provincias, que deberán empezar a pagar en enero de 2021.

El Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, se distribuye en un 40 por ciento, en base al índice de población con Necesidades Básicas Insatisfechas y de cuentapropistas – respecto de ocupados totales -, elaborados por el INDEC y de las personas contagiadas por COVID-19 cada 100 mil habitantes que publica el Ministerio de Salud.

Por otra parte, financia en un 60% los requerimientos de aquellas provincias que presenten necesidades financieras sin fuentes de financiamiento alternativas.

La discusión por la distribución de ese 40 y 60% Alberto lo avisó en un acto esta semana en La Plata junto a Kicillof y lo relaciona con la necesidad de diseñar un nuevo país federal en el que se restituyan los ingresos que perdió Buenos Aires, el distrito que más aporta al PBI nacional y más densidad poblacional tiene. Es, justamente, la más afectada por la pandemia.

Las cartas están echadas. El mayor distrito del país, atraviesa la mayor crisis de la historia con una caída de la actividad industrial y comercial a niveles históricos y Alberto parece decidido a asistirlo.

Foto del autor undefined

Stella Gárnica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *