AC SALUD

Seúl recomienda mantener el distanciamiento social para frenar la transmisión

La medida será durante al menos dos semanas debido a que los contagios de coronavirus entre la población siguen ocurriendo aunque a un ritmo más lento.

Corea del Sur extendió hoy su recomendación de distanciamiento social durante al menos dos semanas debido a que los contagios de coronavirus entre la población siguen ocurriendo aunque a un ritmo más lento.

“No tenemos otra opción que continuar con una intensa campaña de distanciamiento social por un tiempo”, dijo el primer ministro surcoreano, Chung Sye-kyun, tras una reunión del Ejecutivo para analizar la evolución de la situación del Covid-19 en el país.

El Gobierno ha venido recomendado a los ciudadanos mantener una distancia entre ellos de al menos dos metros desde que el país registró su primer contagio de coronavirus el pasado 20 de enero.

La extensión de la recomendación, es para evitar algunos focos de contagio como iglesias, gimnasios u otros lugares propensos a las aglomeraciones.

La política de distanciamiento social que aplica Seúl “ha demostrado ser claramente efectiva” y “ha permitido al país ser un entorno más seguro frente a los contagios que los que se están observando en Europa o en Estados Unidos”, dijo Chung en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

El primer ministro, no obstante, afirmó que “la situación sigue siendo muy grave” en Corea del Sur, por lo que destacó la necesidad de mantener dicha política hasta que el número de nuevos contagios diarios disminuya por debajo del medio centenar.

El país registró ayer 96 nuevas infecciones, lo que elevó el total a 10.156, según los últimos datos oficiales ofrecidos esta madrugada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC).

Corea del Sur no registra más de 200 contagios diarios desde el 12 de marzo y ha tardado 20 días en sumar los últimos 2.000, promediando unos 100 casos al día, informó la agencia de noticias EFE.

Además de su política de distanciamiento, las autoridades surcoreanas han adoptado un sistema de testeo y rastreo de las infecciones a gran escala que sumado a su estrategia de hospitalización generalizada le ha permitido gestionar el elevado número de contagios, del cual un 60% ha logrado recuperarse.

El país asiático, aunque llegó a ser el segundo con más afectado por el virus, no ha limitado el movimiento de sus ciudadanos ni cerrado fronteras.

Entre otras medidas, se ha retrasado el inicio del nuevo curso escolar, que estaba previsto para comienzos de marzo, y se ha decidido que empiece a impartirse la próxima semana completamente online.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, un total de 10.156 surcoreanos han contraído el virus, de los cuales 177 han muerto y 6.325 se han recuperado, mientras que 3.654 casos siguen activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *